domingo, enero 13, 2013

Me cambie el nombre



Huí de tu mirada una tarde de abril,
supuse que no escucharías mis pasos alejándose
pero la verdad es que no quería que me  dejaras ir,
supuse que  podría vivir solo de tu piel, del roce.


Me cambie el nombre para que el viento no me delatara,
amarré tu foto con firmeza a mi almohada,
quería huir, escapar de tu vida, exiliar el dolor y
me engañé, no puedo escapar, no puedo vivir de un roce
porque me falta tu amor  ...

2 comentarios:

  1. Preciosa confesión. Imposible escapar de un amor que aún vive en nuestra piel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente cierto (inserte suspiro aquí) :D

      Eliminar