miércoles, julio 31, 2013

Adictos a la escritura: Historia de un amor perdido


¿Y dónde está ahora, mi amor? Dicen que camina sola por las calles de la ciudad, arrastrando un cajón de verduras como los que usan en los mercados, lo lleva lleno de botellas de plástico y cartón, piensan que es lo que vende para comer o para beber. Lleva el pelo medio recogido, medio despeinado y grasoso, sus pantalones de licra se pegan a sus pantorrillas flacas y a sus glúteos flácidos, siempre lleva una camiseta sin mangas de algún color fosforescente, y todo mundo la ha visto, excepto yo.

Algunos murmuran que está loca, otros que se emborracha para olvidarme. ¿Y por qué no la encuentro? ¿En dónde estás, amor? ¿Por qué te escondes de mí?

Su faz carcomida por los años, bajo meses de suciedad, solo aparece en mis sueños, se muere por ahí en alguna esquina, mi amor, camina arrastrando sus miserias y ahora nadie le dedica una mirada a la mujer que fue la razón de mi existencia. Yo sí que no podía quitarle los ojos de encima. ¿En dónde estará ahora? ¿Pensara en mí? ¿Me estará buscando en su corazón, como yo a ella? Y es que no termino de encontrarla, es que me perdí toda una vida tratando de descifrar mis sentimientos, ella se fue y le lloré un día, después ella se casó con otro hombre y le lloré un mes, pero desde que desapareció del mundo yo la sigo buscando.

Muchos me han dicho que la ven, absorta en sus pensamientos, mirando a la nada, y a veces se le escapa un suspiro, me pregunto si será por mí. Ella se perdió una mañana, salió y nunca más volvió a nadie. Por allá en donde está, ella vive muriendo por mi culpa, y acá yo estoy muerto en vida sin ella, la amo en el recuerdo de sus labios color rojo carmín.



13 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho, aunque me parece muy trágico.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola María! Sí, ahora me ha dado por esos temas. ¡Gracias por pasar!

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo, un poco tragico aunque al final pensaba que le ibas a dar una vuelta de tuerca, eso no quita para que me guste. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jldurán, el relato lo escribí desde la semana pasada, y quise editarlo pero no encontré como dar ese giro, y decidí publicarlo así. Quizá después pueda cambiarle algo. ¡Muchas gracias por pasar!

      Eliminar
  3. Casi la continuación de mi último post, que nada tuvo que ver con esta consigna...
    Si te das una vuelta verás que esa mujer que nunca ha vuelto bien podría ser la tuya...

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola La Novia! Ya fui a ver y sí que es coincidencia, mi relato esta inspirado en una mujer que yo veo vagar por las calles de mi barrio, pensé que debía tener a alguien que la ama mucho pero que no logra encontrarla, y así forme la historia. Afortunadamente ya está mejor, y se ve recuperada, poco a poco tiene que tener una mejor vida. ¡Gracias por pasar! ¡Beso!

      Eliminar
  4. Ah! Pobre no puedo creer que nunca le haya encontrado, me gustó ese toque que le diste a "me dijeron" hizo que me clavara en la historia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Abi! ¡Gracias! Este tema es por demás de melancolía pura, y nunca planee que la encontrarla.

      Eliminar
  5. Que triste... Eso es por culpa de ciertos errores que uno comete como el de no atreverse.
    Muchos saludos! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Caami! Es muy cierto eso que dices, el nada arriesga nada gana, ¡Muchos saludos! :)

      Eliminar
  6. Muy triste pero pero maravilloso, felicidades :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Inna! ¡Gracias! Cierto, que es muy triste.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar